home Artes Gráficas, empaques para alimentos, envase cosmetico, envases creativos, Envases Farmacéuticos, Etiquetas, INNOVACION, Principal ¿Por qué la estampación en caliente contribuye a realzar el embalaje?

¿Por qué la estampación en caliente contribuye a realzar el embalaje?

La estampación en caliente es un proceso que utiliza calor y presión para aplicar bandas metálicas u hologramas a materiales como papel ligero, cartón compacto, cartón contraencolado, plástico y cartón ondulado.

Diferenciación.
Es lo que todo propietario de marca quiere para su producto, pero en un mercado cada vez más concurrido no resulta tarea fácil.

Los propietarios de marcas saben que los embalajes son el elemento diferenciador clave en los estantes de los establecimientos, y que utilizar técnicas de acabado especiales —como la estampación en caliente y el grabado térmico— puede hacer destacar su producto por encima del resto y ofrecer a los consumidores un atajo visual hacia la calidad de lo que hay en su interior.

La estampación en caliente es un proceso que utiliza calor y presión para aplicar bandas metálicas u hologramas a materiales como papel ligero, cartón compacto, cartón contraencolado, plástico y cartón ondulado.

«En un mundo con mercados muy maduros y poco margen de crecimiento significativo no cabe duda de que los productos necesitan diferenciarse de un modo u otro», así lo explica Jacques Reymond, jefe de marketing de producto de la Business Unit Sheet-fed de BOBST. «La estampación en caliente permite reforzar el valor del producto y a menudo se asocia con productos premium. En última instancia la caja es un instrumento de marketing, y utilizando la estampación en caliente puede trasladar la calidad de lo que hay en su interior».

El término estampación en caliente puede abarcar la estampación en caliente plana sencilla, el grabado profundo o el grabado combinado con estampación, la aplicación de hologramas y bandas holográficas o la estampación combinada con grabado micro y estructural. El dorado y el plata son los colores más utilizados para las bandas, pero hay disponible una amplia gama de bandas coloreadas.

Aplicación en los diferentes sectores
La estampación en caliente se utiliza en una amplia variedad de sectores industriales, pero en especial en el sector de la alimentación y las bebidas (sobre todo en la confitería —como en el caso del chocolate premium—, las botellas de vino y licores y otros alimentos de primera calidad), los cosméticos, la electrónica, los billetes bancarios, las tarjetas de visita, las tarjetas de felicitación y las creaciones artísticas.

No cabe duda del valor que aportan ornamentaciones como la estampación en caliente. Según un estudio de la Foil & Specialty Effects Association (FSEA), la estampación en caliente y otros realces similares en el embalaje de los productos puede ayudar a captar la atención de los consumidores más rápidamente y a mantenerla de forma más prolongada que un embalaje normal. Otro estudio sobre envases unitarios desechables de café reveló que el envase con banda dorada atrajo la atención de los participantes en el estudio con una rapidez 2,5 veces superior con respecto al embalaje de control.

Pero no se trata solo de apariencia. La estampación en caliente también se utiliza por sus propiedades antifalsificación, especialmente en el sector farmacéutico y en tecnologías como la telefonía móvil.

El sello de sostenibilidad
La sostenibilidad se está convirtiendo en una prioridad cada vez mayor para los propietarios de marcas y constituye en sí misma un elemento diferenciador. Muchos consideran que los embalajes que utilizan bandas no son reciclables y que, por tanto, no son sostenibles, pero un estudio de la FSEA sobre la capacidad de reciclado y la repulpabilidad de materiales y cartón decorados con bandas validó la capacidad de reciclado de los productos de papel decorados mediante los procesos convencionales de estampación en caliente.

Además, el estudio reveló que los productos decorados con estampación en caliente o en frío no originarían problemas que impidieran a los productos de papel decorado ser aptos para el reciclaje.

¿Cómo está evolucionando la estampación en caliente?
La estampación en caliente ha estado presente de una forma u otra durante más de 100 años. El proceso en sí mismo no ha variado drásticamente en ese tiempo, pero la tecnología está evolucionando y aportando una mayor eficiencia a los fabricantes.

Una estampadora en caliente puede estar fuera de línea como una máquina independiente, o bien en línea con una impresora y/u otras unidades. Aunque fundamentalmente se alimentan con hojas, algunas estampadoras en caliente de alta velocidad se alimentan con bandas. De un modo u otro, se requieren sofisticados sistemas de manipulación para posicionar el sustrato y la banda entre el cliché o cilindro que sujeta los troqueles y su contrapartida.

«Estas máquinas han experimentado importantes avances en los últimos años», explica Jacques Reymond. «Por ejemplo, normalmente la estampación en caliente requiere varias pasadas por la máquina —la impresión, el realce y después el corte. Es un movimiento considerable en el registro de la hoja. BOBST ha integrado el sistema Power Register en la MASTERFOIL 106 PR para minimizarlo. Y es que estamos en constante evolución».

Jacques Reymond se refiere al POWER REGISTER 2, que ofrece un registro perfecto banda-impresión en la MASTERFOIL 106 PR, una estampadora en caliente de BOBST capaz de ofrecer la máxima calidad. También está repleta del ingenio de BOBST, con funciones inteligentes como un movimiento del travesaño inferior mediante leva que permite impresiones más largas y una mayor calidad del proceso de bandas o un sistema de desbobinado que permite cambiar las bandas simplemente pulsando un botón.

BOBST: pioneros en la estampación en caliente
Con más de cincuenta años de experiencia en el diseño y la fabricación de máquinas de estampación en caliente, BOBST se ha mantenido a la vanguardia de los avances en esta tecnología. Desde la BOBST SP 1260 BM de los años sesenta hasta los sofisticados equipos actuales, las prensas planas de BOBST han impulsado el desarrollo del proceso de estampación en caliente.
«Con más de cincuenta años de experiencia en el mercado de la estampación en caliente y varios miles de instalaciones en todo el mundo, BOBST es todo un pionero en el sector», confiesa Jacques Reymond. «Somos de sobra conocidos por ofrecer equipos duraderos fabricados para garantizar una alta productividad, precisión y calidad. Pero no nos conformamos con eso; siempre estamos a la vanguardia, mirando hacia el futuro en busca de nuevas fórmulas para mejorar la productividad de nuestros clientes».

Un buen ejemplo de la visión de futuro de BOBST es la EXPERTFOIL 142, la única prensa de estampación en caliente y troquelado para formato VI del mercado. Hasta la llegada de la EXPERTFOIL 142 solo se disponía de soluciones complementarias de procesamiento de bandas para las finalizadoras de formato VI.

«Es una máquina increíble que aporta a los clientes un mayor margen para desmarcarse», afirma Jacques Reymond. «Aplicar productos adicionales a una hoja puede afectar drásticamente a la rentabilidad del proceso, sobre todo si los márgenes son muy ajustados».

Y no hablamos únicamente de trabajos de gran formato. BOBST ha desarrollado toda una gama de soluciones de estampación en caliente que abarca todas las necesidades de producción, desde la estampación directa en bloque hasta la creación de efectos en la banda altamente complejos pasando por la aplicación de hologramas con una precisión milimétrica.

Más allá de las máquinas
Las máquinas BOBST se asocian a varios elementos diferenciadores, entre ellos un registro muy preciso a altas velocidades, un bajo consumo de banda y rápidos cambios de trabajo. Pero no se trata solo de máquinas, es también lo que BOBST representa: fiabilidad suiza traducida en una inversión segura a largo plazo. Los clientes también pueden beneficiarse del servicio a nivel global, la formación y la asistencia para aplicaciones que ofrece BOBST.

«Nuestras máquinas son conocidas por su fiabilidad, pero también disponemos de una extensa gama de servicios y amplia experiencia y conocimientos técnicos para ofrecer formación y asistencia para las máquinas de estampación en caliente según se requiera», añade Jacques Reymond.

«Los clientes saben que siempre estamos dispuestos a invertir en nueva tecnología teniendo en mente sus intereses. Es más, mientras estamos hablando seguramente se están planteando nuevos e importantes desarrollos para la estampación en caliente en BOBST».

Conclusión
Aunque la estampación en caliente no es la única forma de diferenciación de los embalajes —la estampación en frío, los barnices y las tintas metálicas son solo tres ejemplos de otras posibilidades de realce visual — se trata de un sector en auge que ha llegado para quedarse. De fácil aplicación, el efecto siempre llamará la atención sobre el embalaje y ofrecerá un atajo visual a la calidad del producto que hay en su interior.

Con cincuenta años de experiencia como desarrollador de innovadoras máquinas de estampación en caliente, BOBST posee los conocimientos técnicos y la voluntad para invertir en futuras tecnologías y garantizar su posición de liderazgo en la fabricación de soluciones de estampación en caliente para los fabricantes de embalajes en los años venideros.

Acerca de BOBST
Somos uno de los proveedores líderes a nivel mundial de equipos y servicios para el procesamiento, la impresión y la conversión de sustratos en el sector de las etiquetas, los embalajes flexibles y el cartón plegado y ondulado.

Fundada en 1890 por Joseph Bobst en Lausana (Suiza), BOBST está presente en más de 50 países, cuenta con 14 plantas de producción en 8 países y emplea a más 5 600 trabajadores en todo el mundo. La compañía registró una facturación consolidada de 1 635 millones de francos suizos durante el ejercicio finalizado el 31 de diciembre de 2018.

Mayor información: Bobst.com 

Follow us:

Facebook: www.bobst.com/facebook 
LinkedIn: www.bobst.com/linkedin 
Twitter: @BOBSTglobal www.bobst.com/twitter 
YouTube: www.bobst.com/youtube