home ACTUALIDAD, MAQUINARIA y EQUIPO, Tecnología Tendencias Eficientes De Llenado Para Empaquetado Higiénico

Tendencias Eficientes De Llenado Para Empaquetado Higiénico

Las innovaciones tecnológicas cumplen con los nuevos requisitos de seguridad para los alimentos líquidos y viscosos y las demandas de los clientes en constante cambio

Por Santy Witarsa, Directora de Ventas de Alimentos Líquidos en Bosch Packaging Technology

Las reglamentaciones estrictas de la industria y las demandas de los usuarios finales en constante cambio requieren que los fabricantes de alimentos ajusten sus procesos de producción y sus equipos. Por ejemplo, un creciente interés del consumidor en nuevos sabores de productos lácteos y alimentos para bebés está activando un cambio en la industria, como así también la necesidad de una mayor variedad de tamaños y estilos de paquetes. Además, se espera que el consumo de lácteos en China e India aumente considerablemente a medida que estos productos se convierten en una parte de la dieta diaria de los consumidores. Para mantenerse al ritmo de la creciente demanda y la mayor variedad de formas de empaquetado, los fabricantes buscan nuevas tecnologías de empaquetado y llenado higiénicas que puedan manejar volúmenes en crecimiento, varios tamaños de paquete, mayor diversidad de productos y al mismo tiempo cumplir con legislaciones más estrictas.

Otro factor muy importante para modernizar el equipamiento de empaquetado y llenado actual, es la creciente necesidad de alimentos con vida de anaquel prolongada (ESL). Esto se ve impulsado por las demandas del consumidor de mayor seguridad para los alimentos y calidad del producto, las poblaciones en crecimiento en zonas de difícil acceso y la necesidad de reducir los desechos materiales y de producto debido al enfoque global en la sostenibilidad. En territorios extensos, como India y China, por ejemplo, es frecuente transportar los productos empaquetados a través de largas distancias hasta regiones remotas. Esto es particularmente desafiante cuando la cadena de frío disponible es limitada o inexistente. Por lo tanto, es vital para los fabricantes encontrar una forma de preservar sus productos alimenticios desde la línea de producción hasta el momento de su consumo.

Bosch_04_Thermoform-Machine

Como resultado, el equipamiento de empaquetado y llenado higiénico tuvo importantes innovaciones en los últimos años, sobre todo al lograr mayor producción y flexibilidad de fabricación. Los equipos actuales permiten cambios de producto y formato más rápidos para procesar varios tamaños de paquetes y sabores en una sola máquina. Asimismo, ofrecen un diseño y conceptos de la máquina mejorados para lograr mayor tiempo de funcionamiento y confiabilidad. Por ejemplo, el portafolio de Bosch ofrece una gran variedad de soluciones de empaquetado y llenado higiénicas, lo que incluye máquinas de termoformado para recipientes, máquinas de llenado para recipientes y botellas prefabricados, máquinas de soplado para contenedores PET y bolsas flexibles e innovadoras.

Las tecnologías de llenado actuales también permiten el llenado y empaquetamiento de alimentos a varios niveles de higiene, lo que incluye limpio, extremadamente limpio y aséptico. Esto permite que los productos alimenticios tengan vida de anaquel prolongada y también reduce los desechos que resultan del desperdicio de producto. La necesidad de un procesamiento mínimo y pocos conservantes para mantener los productos agrega el importante beneficio de valor agregado de retener el sabor original del producto.

bosch_02_Coffee_Creamer

Una historia basada en la estabilidad de anaquel
Los primeros procesos utilizados para mantener la conservacion de los productos en el anaquel por largos períodos de tiempo se introdujeron en la década de 1970. Se trataba de operaciones semiautomáticas por medio de las cuales el pulverizado de peróxido de hidrógeno líquido servía como método de esterilización y los operadores debían controlar manualmente las válvulas de presión.

En la década de 1980, se introdujeron los controladores lógicos programables (PLC) y convirtieron el llenado higiénico en una operación automatizada. Esto permitió que los fabricantes ahorren en tiempo y mano de obra. La automatización también permitió que los operadores ajusten los parámetros para procesar diferentes recetas de productos. En esta época, Bosch Packaging Technology se convirtió en líder del mercado en maquinaria para el llenado higiénico de productos con partículas de gran tamaño.

En los últimos años, la automatización ha disminuido considerablemente la contaminación de los productos al eliminar la intervención manual. Además, al proporcionar un minucioso proceso de documentación, también ayudó a que los fabricantes cumplan con el Código de Regulaciones Federales Parte 113 de la Administración de Alimentos y Medicamentos, que determina que los productos alimenticios bajos en ácido deben pasar por pruebas microbiológicas para evitar el crecimiento de microbios.

Dados los cambios en las reglamentaciones de seguridad alimentaria de los últimos años, los fabricantes deben adaptarse a las futuros legislaciones. Esto incluye utilizar soluciones de empaquetado que minimicen el desperdicio mediante una mayor integridad del paquete, por ejemplo. La optimización continua de las tecnologías de empaquetado también brinda a los fabricantes de alimentos la flexibilidad para cumplir con las demandas de los clientes en constante cambio.

Grados de higiene
Del mismo modo que las tecnologías de empaquetado y llenado progresaron, también lo hicieron las prácticas que determinan que diferentes productos necesitan distintos niveles de higiene. El grado de procesamiento higiénico que requiere un producto determinado depende de un número de parámetros, como los valores de pH, el tiempo de vida útil deseada y los riesgos microbiológicos conocidos.

Por ejemplo, un procesamiento limpio ofrece protección y estabilidad de anaquel aceptables para aceites comestibles y jugos de frutas de llenado en caliente que están prácticamente libres de gérmenes. Otros productos, como los yogurts naturales, los tomates picados de llenado en frío, el té helado y los postres helados requieren un proceso más rigoroso conocido como extremadamente limpio.

El llenado aséptico, el cual constituye el nivel de higiene más elevado, es necesario para productos lácteos y alimentos para bebés que necesitan ser estables en el anaquel fuera de la cadena de frío. Los productos bajos en ácido, como los postres, las sopas, las salsas y las bebidas basadas en proteínas también requieren llenado aséptico.

El proceso aséptico también ofrece a los fabricantes la posibilidad de extender la vida en anaquel sin perder la calidad ni agregar conservantes. Esto es un argumento de venta clave para aquellos consumidores que se preocupan por la salud y aquellos que buscan consumir el producto directamente de su envase por su extremada conveniencia.

Nuevo empaquetado y materiales flexibles
Una innovación clave de la tecnología de empaquetado fue la evolución de los materiales utilizados. En el pasado, el vidrio y el metal eran la única opción para el llenado de productos líquidos y viscosos con partículas. En los últimos años, los fabricantes optaron por plásticos de pared delgada como una alternativa. Según la Asociación de Empaquetado Flexible (FPA) , los plásticos son más livianos en comparación con otros formatos y son más fáciles de transportar y manipular. Además, las soluciones de empaquetado de plástico flexible y rígido generalmente utilizan menos energía y recursos, producen menos emisiones de CO2 y mejoran considerablemente la relación producto/empaquetado, lo que hace que sean una buena opción para los consumidores que se preocupan por el medio ambiente.

Los materiales flexibles también permiten que los fabricantes incorporen características que mejoran el atractivo visual de una marca al utilizar materiales a color o transparentes, etiquetas, cierres innovadores, boquillas, formas y pajillas. El empaquetamiento de plástico transparente también permite que los consumidores vean el producto que hay en el interior, lo que puede influir en la decisión de compra.

Exigentes con las partículas
El aumento en las preferencias del consumidor por los alimentos líquidos y viscosos también presenta desafíos para la variedad de alimentos de empaquetado y llenado con diferente viscosidad, tamaños de partícula y patrones de llenado, como el diseño de espiral. Por ejemplo, al empaquetar yogurt fresco con trozos de fruta, las tecnologías de llenado deben poder manejar diferentes tamaños de partículas. La maquinaria debe poder procesar partículas del nivel deseado y llenar el producto en recipientes, botellas o bolsas sin dañar la forma ni la contextura.

Las partículas también influyen en el sabor. Por lo tanto, es vital que su presencia sea consistente entre los paquetes y así garantizar que los consumidores disfruten de la misma experiencia cada vez que ingieren el producto. Por lo tanto, la necesidad de que las partículas estén dispersas de manera equitativa por todo el producto junto con la existencia de diferentes patrones de llenado plantea otro desafío y la innovación en la fabricación tuvo un papel crítico al abordarlo. Los sistemas de llenado moderno incorporan bombas especiales, tapones de llenado y boquillas que permiten que las partículas de mayor tamaño puedan pasar sin dañarse. Además, los nuevos avances en el diseño de maquinaria permitieron un procesamiento de alimentos menos brusco.

La nueva generación de tecnologías de llenado
Los avances en equipamiento de empaquetado y llenado higiénico fueron el resultado de una innovación constante en los últimos años. Estas innovaciones son vitales para ayudar a que los fabricantes de alimentos se mantengan al nivel de los cambios y las demandas de la industria, ya sea al extender la vida de anaquel, al reducir el desecho de material y producto o al lograr que sus líneas se ocupen de las cambiantes demandas de los clientes de sabores de producto y estilos y formatos de paquete. A menudo, el hecho de trabajar junto con proveedores de equipos de empaquetado puede ayudar a identificar la solución ideal. Bosch Packaging Technology, que brinda conocimiento técnico extenso y un amplio portafolio de soluciones de empaquetado y llenado para productos viscosos y líquidos, trabaja junto con muchos de sus socios de la industria alimentaria para optimizar sus operaciones de empaquetado y llenado y así lograr mejorar la calidad y la eficiencia.

Acerca del autor
Santy Witarsa es Directora de Ventas del portafolio de alimentos líquidos de Bosch Packaging Technolog y supervisa los desarrollos globales del negocio y las iniciativas de venta del portafolio de termoformado, bolsas y envases. Con más de 25 años de experiencia en tecnologías de empaquetado, conduce un equipo de profesionales de ventas en este campo.

About Bosch Packaging Technology
Based in Waiblingen near Stuttgart, Germany, and employing 5,600 associates, the Bosch Packaging Technology division is one of the leading suppliers of process and packaging technology. At over 30 locations in more than 15 countries worldwide, a highly-qualified workforce develops and produces complete solutions for the pharmaceuticals, food, and confectionery industries. These solutions are complemented by a comprehensive after-sales service portfolio. A global service and sales network provides customers with local points of contact.

For more information, please visit www.boschpackaging.com