home Ferias y Eventos Nuevos Envases Para Consumidores Exigentes

Nuevos Envases Para Consumidores Exigentes

La sociedad cambia:  Mientras que la edad de la población en muchos países de África y Asia baja, la edad media de las personas de los países industrializados occidentales es cada vez mayor. Además, en general, el ritmo de vida aumenta en todo el mundo. Por ello, la manipulación eficiente de los envases de los productos es cada vez más importante para los consumidores. Un desafío para la industria.

Muchas personas adoran las salchichas. Y también les gusta poder cogerlas con la mano. Las salchichas de Frankfurt o de Viena no son un tentempié típico para llevar: Normalmente, suelen estar en agua o empaquetadas en grandes envases de bastantes unidades.

La empresa alemana especializada en jamón y embutidos Rügenwalder Mühle tiene ahora la solución para los snacks: desde este octubre ofrece las salchichas “Mühlen Würstchen” en un recipiente de plástico transparente, con cierre reutilizable. De este modo pueden extraerse fácilmente las seis pequeñas salchichas y se tiene la garantía de que conservan su frescor hasta el último bocado. “Los hábitos de consumo de las personas han cambiado mucho”, afirma el Director de Marketing de Rügenwalder, Godo Röben. “En lugar de tres comidas diarias, actualmente es frecuente hacer varias comidas rápidas, pequeñas y frecuentes.”

Sin agua: Las salchichas “Mühlen Würstchen” de Rügenwalder Mühle son ideales para llevar, gracias a su ligero envase de plástico. (foto: Rügenwalder)
Las salchichas Mühlen Würstchen están de moda. Los envases ya no tienen sólo una función de protección, transporte y conservación, sino con frecuencia también una utilidad funcional adicional. “La manipulación sin complicaciones del envase del producto será cada vez más importante para los consumidores”, explica Hilka Bergmann, Directora del área de investigación de envases del asesor del comercio minorista de Colonia EHI Retail Institute. Así, por ejemplo, los innovadores aspectos de conveniencia, como una fácil apertura, cierre o división en porciones tienen un papel cada vez más importante en el diseño de un envase. Otro enfoque son los alimentos que pueden introducirse en el microondas directamente en el envase, facilitando de este modo su cocinado. También se incluye en esta categoría la prolongación de la fecha de caducidad de los productos por medio de nuevos revestimientos del envase con compuestos plásticos.

Los “Best Ager” (+60)
La demanda de productos con valor añadido está impulsada por el cambio demográfico. En los países industrializados occidentales aumenta continuamente la proporción de personas de más de 60 años. Estas personas tienen graves dificultades para leer los gráficos y textos de los envases y poder abrirlos sin medios auxiliares. Según un estudio de la entidad alemana Bundesarbeitsgemeinschaft der Seniorenorganisationen (BAGSO), las personas de edad tienen especial dificultad con los productos envasados en plástico soldado: las pestañas de apertura son difíciles de encontrar y es necesaria bastante fuerza para abrirlos. Por lo tanto, los “Best Ager” prefieren posibilidades de apertura bien reconocibles y fáciles de manejar.


Los pertenecientes al grupo objetivo de futuro: los “Best Ager” prefieren posibilidades de apertura bien reconocibles y fáciles de manejar. (foto: Messe Düsseldorf)

Al mismo tiempo cambia también el estilo de vida de las personas. En todo el mundo ocurre lo mismo: la gente cada vez se toma menos tiempo para comer, por lo que las pequeñas comidas entre horas o el café rápido de la máquina tienen cada vez más importancia. Por ejemplo, un éxito de ventas absoluto es la llamada “Chilled Food” (comida refrigerada), es decir, productos como smoothies, entremeses o ensaladas selectas preparados y, normalmente, listos para cocinar. La tendencia a los alimentos refrigerados tiene sus raíces en los EE.UU. y hace algunos años que ha ido desplazándose a Europa. Esto implica otro desafío para la industria: Los consumidores de Chilled Food suelen ser al mismo tiempo personas preocupadas por su salud y dan importancia a la naturalidad, pureza, frescor y tradición. Bergmann considera que los consumidores modernos querían productos con aspecto de hechos a mano y se presentaran en la estantería empaquetados frescos.

La industria no puede ignorar las necesidades de las personas más mayores, las que trabajan y las preocupadas por su salud: quien no tenga en cuenta los aspectos de conveniencia y cuyos productos no se diferencien de los de otros por su buen aspecto y alta funcionalidad apenas si podrá afrontar la dura competencia internacional. Según cifras de la empresa de investigación de mercado de Múnich, USP market intelligence, el mercado de conveniencia tiene 560.000 puntos de venta, sólo en Alemania, y un potencial de ventas de unos 30.000 millones de euros y la tendencia va en aumento. “Los aspectos de conveniencia son importantes o muy importantes para dos tercios de los consumidores”, afirma la analista de USP, Katrin Waller. Llama la atención especialmente que, principalmente las personas de edad, reaccionan de forma muy negativa cuando no se las arreglan bien con un envase: según el estudio alemán BAGSO, el 34% comprarían otro producto en el futuro.

Competencia para el bote clásico
En la lucha por las cuotas de mercado, los fabricantes de productos apuestan cada vez más por envases que transmiten comodidad a los consumidores. Para ello dependen de la creatividad y el know-how de los fabricantes de envases y sus proveedores. Por ejemplo, Rügenwalder utiliza para sus salchichas Mühlen Würstchen recipientes de plástico especiales de la empresa alemana Weidenhammer Packaging Group. También en otros ámbitos de alimentos, el especialista en botes combinados y envases de plástico rechaza el uso de envases de conservas clásicos. “El plástico llega ahora a la estantería del supermercado para sustituir a la hojalata o el vidrio”, explica el Director de la empresa, Ralf Weidenhammer. Así, la solución de plástico patentada PermaSafe envasa alimentos esterilizados y pasteurizados con mayor resistencia, pero de forma mucho más manejable y ligera que las latas con anilla corrientes usadas hasta ahora. Una lámina pelable, fácil de abrir y una tapa para volver a cerrar, permiten un fácil manejo. Los fabricantes de productos confían ciegamente en la innovación: la empresa alemana Müller’s Hausmacher Wurst fue el primer cliente que confió en PermaSafe – ya hay otros productos en preparación. A pesar de la ofensiva de Weidenhammer en favor del plástico, el bote clásico seguirá teniendo un importante papel en el mercado también en el futuro: debido a sus buenas características de sellado y resistencia, muchos fabricantes de productos apuestan por estos envases de eficacia demostrada desde hace décadas.

Otro gran tema para el Weidenhammer Packaging Group es el perfeccionamiento del bote combinado convencional. En interpack 2011, el evento más importante a nivel mundial del sector de envases, Weidenhammer presentará, del 12 al 18 de mayo de 2011, un bote combinado con cierre superior pelable. Esto garantiza una gran hermeticidad y es ideal para los alimentos sensibles al oxígeno, como por ejemplo, la leche en polvo.

Dispensador de aceite: los envases con utilidad adicional están de moda. El STI Group ha desarrollado Bag-in-Box con grifo. (foto: STI Group)

También en la empresa alemana Wipak Walsrode, una filial del grupo finlandés Wipak, las innovaciones en la fabricación y el procesamiento de la lámina tienen un papel principal. Su característica es, además de las láminas barrera de alta calidad, los envases de aspecto especialmente natural con el denominado “aspecto texturado”. “El retorno a la naturaleza es el lema de muchos fabricantes y cadenas de comercios que desean destacar el alto nivel de calidad de sus productos usando compuestos de papel”, comenta la portavoz, Astrid Reinke. Para ello, Wipak ha desarrollado un proceso de producción especial: ya durante la fabricación de las láminas se integra papel en el compuesto de lámina. De este modo se aplican capas de lámina muy finas sobre la capa de papel en la cara interior del envase. La ventaja es que la cara superior del envase se percibe como papel y las capas de plástico asumen, como siempre, las funciones necesarias para la protección y frescura, como la barrera contra el oxígeno y el sellado. La sencilla barra de queso “Stangerl” de la empresa alemana Bergader se ha convertido en un verdadero éxito de ventas gracias al nuevo aspecto fresco.

Retorno a la naturaleza
“Sencillez y sostenibilidad” es, por el contrario, el lema con el que desea presentarse en interpack el fabricante de expositores y envases alemán STI Group. “La comodidad y la poca huella ecológica tienen una gran importancia en las soluciones de envases”, afirma la portavoz Claudia Rivinius. El primer paso para una mayor sostenibilidad: STI desarrolla sus envases para la industria alimentaria y de bienes de consumo, principalmente, de cartulina y cartón ondulado, prescindiendo de los plásticos. El producto más conocido de STI es el envase clásico de la marca de detergentes Persil, con el sistema de apertura especial por arranque. Entre los productos más recientes de este especialista se cuenta la caja plegable de cartón para las lámparas de bajo consumo de la marca Osram. Consta en su mayor parte de papel reciclado, moldeado orgánicamente a la forma de la lámpara, con una gran ventana y la parte inferior abierta. De este modo, el envase no sólo es ecológico, sino que también facilita al cliente la decisión de compra: la lámpara puede probarse en un dispositivo instalado in situ, sin tener que abrir el envase.

Los críticos argumentan que el desarrollo y la producción de este tipo de envases es laborioso y caro, lo que incrementa el precio del producto. Sin embargo, la industria se defiende diciendo que con el ahorro de material y la mejora técnica de la producción, más bien se reducen los costes. Este argumento resulta bastante convincente, ya que los fabricantes de máquinas para envases promueven innovaciones con gran empeño. El constructor de instalaciones suizo Ilapak, que suministra a doce sectores de los campos alimentario y no alimentario, introduce actualmente en el mercado líneas de envases llave en mano. La ventaja es que las máquinas están óptimamente adaptadas entre sí, lo que aumenta la eficiencia. “Con soluciones completas de un único proveedor, la industria puede reducir considerablemente sus costes por unidad de envase”, comenta el Director de Marketing de Ilapak, Christian Romualdi.

Comodidad para los comerciantes: también el comercio minorista concede importancia a los productos fáciles de manejar, que puedan clasificarse cómodamente. La industria de envases también lo tiene en cuenta. (foto: STI Group)

También la empresa alemana de diseño de envases y construcción de máquinas Multivac aumenta la eficiencia de sus instalaciones. Para interpack, la empresa desea presentar una máquina de envases de embutición profunda que, como mínimo, consume un 20% menos de energía que las máquinas corrientes. Las máquinas de envases de embutición profunda se consideran auténticas “todoterreno”: pueden envasar automáticamente tanto alimentos como otros bienes. “Ahorran energía reemplazando todos los grupos neumáticos por tecnología de impulsión eléctrica con una alta eficiencia”, explica el Director de Ventas de Multivac, Helmut Sparakowski, sobre el nuevo “e-concept” de su empresa. ¿Qué tiene que ver la innovación de Multivac con la conveniencia? Junto a la manejabilidad y durabilidad, la sostenibilidad es uno de los aspectos más importantes en las prioridades de los consumidores. Por ello, los consumidores preguntarán cada vez más en el futuro si su producto se ha fabricado preservando los recursos.

Fuente: Interpack 2011 Departamento de Prensa