home Medio Ambiente, Plástico Nuevos Plásticos A Base De Maíz Que Pueden Resistir Altas Temperaturas

Nuevos Plásticos A Base De Maíz Que Pueden Resistir Altas Temperaturas

Las tapas plásticas para las tazas con café caliente que previenen salpicaduras y quemaduras, podrían muy pronto ser fabricadas de plástico biodegradable a base de maíz.

Por Marcia Wood, ARS.

Científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS por sus siglas en inglés) están desarrollando nuevos plásticos a base de maíz que pueden resistir el calor. Este proyecto es una de las prioridades más altas de investigaciones cooperativas en curso desde el 2007 trabajado, por científicos en el Centro de Investigación de la Región Occidental mantenido por el ARS en Albany, California.

El Químico William J. Orts, quien dirige la Unidad de Investigación de la Química y la Ingeniería de los Bioproductos en el centro en Albany, trabaja actualmente con los investigadores Allison Flynn y Lennard T. Torres de la compañía Lapol, LLC, en Santa Barbara, California, para aumentar la gama de usos para los plásticos a base de maíz.

La asociación es parte de un acuerdo de investigación y desarrollo cooperativo, con el objetivo de producir los plásticos a base de maíz como una alternativa a los productos derivados del petróleo.

Los Bioplásticos ofrecen algunas ventajas
Los plásticos a base de maíz y otros recursos naturales renovables son generalmente biodegradables. Aunque los plásticos a base de petroquímicos pueden ser biodegradables, son derivados de una fuente finita y no renovable: el petróleo.

Además, la producción de plásticos a base de maíz normalmente causa menos contaminación, incluyendo menos emisiones de gases de invernadero que la producción de plásticos a base de petróleo.

Los plásticos a base de maíz se producen fermentando el azúcar de maíz para hacer ácido láctico. Luego, el ácido láctico se usa para formar un bioplástico llamado ácido poliláctico, o PLA. Pero el PLA tiene menos tolerancia al calor que algunos plásticos a base de petróleo. “Esto significa que no podemos usar PLA, en algunas aplicaciones”, dice Flynn.

En el sector de plásticos, se llama la temperatura necesaria para deformar el PLA;   “la temperatura de la desviación del calor”.

Para superar este problema, Flynn, Torres y Orts están desarrollando un nuevo producto. Conocido como un “modificador de la temperatura de la desviación del calor”, este producto se puede mezclar con PLA para aumentar la tolerancia del PLA al calor. El modificador es más del 90 por ciento a base de maíz y es completamente biodegradable, según Flynn.

Pruebas preliminares en el laboratorio de Albany han mostrado que, cuando mezclado con PLA, el modificador puede aumentar la temperatura de la desviación del calor de PLA por lo menos 50 grados Fahrenheit. Con más investigaciones y desarrollo, el modificador podría hacer posible la fabricación de cientos de productos a base del bioplástico PLA.

Un grupo de investigadores que incluye químico William J. Orts (izquierda) y sus colaboradores Allison Flynn y Lennard Torres con la empresa Lapol, LLC, de Santa Barbara, California, está trabajando en desarrollar un bioplastico a base de maíz que tiene más tolerancia al calor.

Los productos del futuro podrían incluir no sólo tapas para las tazas de café caliente, sino también botellas u otros recipientes de comidas y bebidas que van a llenarse  ‘hot-filled’–es decir, recipientes llenados con contenidos calientes durante el proceso de pasteurización. Ejemplos incluyen catsup de tomate o algunos tipos de jugos de fruta. Actualmente PLA no puede tolerar el calor de ‘hot-filling’.

ARS y Lapol están solicitando un patente sobre su invención.

“Actualmente no hay modificadores de la temperatura de la desviación del calor para PLA que están disponibles comercialmente”, dice Randall A. Smith, director de operaciones de Lapol. “Es un mercado emergente”.

Los resultados preliminares son muy prometedores para el modificador de la temperatura de la desviación del calor lo que sugiere que habrá nuevas oportunidades para PLA en el futuro.
Gran abundancia de productos a base de maíz
Para el hogar e industria, científicos del ARS están inventando nuevos productos a base de maíz que son amigables con el medio ambiente. Varios artículos publicados en ediciones previas de la revista Agricultural Research (disponibles en Internet en ars.usda.gov/is/ar) ofrecen más información sobre estas investigaciones.