home Cartón, papel Hotel Chocolat: chocolate sin fronteras

Hotel Chocolat: chocolate sin fronteras

La inmejorable combinación de ingredientes auténticos, de una buena dosis de imaginación y de mucho olfato, ha demostrado ser una receta ganadora para Hotel Chocolat en el Reino Unido y mucho más allá. Tras un comienzo como catálogo de ventas por correo, la empresa se expandió desde su finca de cacao en Santa Lucía a más de 40 comercios en el Reino Unido, y dos tiendas nuevas en Boston, EE UU.
Para Hotel Chocolat, el olfato y la imaginación no se utilizan únicamente en la elaboración de chocolate, sino que son también parte integral del aspecto de sus productos, presentándolos de forma tal que a la experiencia se le añade dramatismo, emoción y estilo. Por lo que su envase, además de ser lo suficientemente robusto para soportar los rigores del correo. necesita ser también atractivo y elegante.

Korsnäs White para un envase robusto e impactante
Korsnäs lleva varios años colaborando en los envases de Hotel Chocolat. En primer lugar se utilizó por la resistencia del cartoncillo, pero tras el lanzamiento de Korsnäs White, descubrieron que podían usarlo también para conseguir lujosos efectos en su diseño. Hotel Chocolat aplica una profunda política medioambiental y, como ahora pueden también adquirir material catalogado como FSC, esa aplicación se ha intensificado. Actualmente la mayor parte de su material de envase es de Korsnäs.

“Usamos el cartoncillo Korsnäs White porque tiene una resistencia que nos ha permitido reducir el peso del material, aumentando al mismo tiempo la eficiencia. También resulta una buena base para nuestros audaces diseños y acabados”, dice Sarah Bunday, Packaging Innovator de Hotel Chocolat.

Ética comprometida: desde el grano hasta la barra
Hoy en día, encontrar un fabricante de chocolate que también se ocupe del cultivo del cacao, resulta del todo excepcional. La gran mayoría prefiere obtener de los especialistas el chocolate ya elaborado. Sin embargo, Hotel Chocolat, ha dado un paso en sentido opuesto, adquiriendo en 2006 la finca Rabot Estate en la isla caribeña de Santa Lucía. Pero, además de cultivar su propio cacao en esta histórica plantación de 57 hectáreas, también lo obtienen de la comunidad de cultivo de cacao a través del programa Engaged Ethics Cocoa. Además de prestarles asistencia y asesoramiento en técnicas de cultivo, les garantiza también la compra de todo el cacao de calidad que deseen vender los agricultores que participan en dicho programa, y a unos precios que superan los del mercado mundial.

El siguiente paso de gran interés consiste en el establecimiento de una fábrica de chocolate en la propia finca, en la que se convertirá el cacao de Santa Lucía y de otras islas en chocolate de primera calidad para su exportación al Reino Unido y a EE UU. El diseño de la fábrica tendrá también muy en cuenta a los visitantes, para que la gente local y la de otros países pueda familiarizarse con la elaboración del chocolate. Mientras tanto, el proyecto de construcción del “auténtico” Hotel Chocolat está a punto de concluirse. Promete ser una experiencia exclusiva, con una tienda-hotel situada en el relajante entorno de una plantación de cacao, donde los huéspedes podrán familiarizarse con la elaboración del cacao y del chocolate, mientras disfrutan de una estancia cómoda y apacible. Nada parece imposible para esta ascendente empresa.

Marca: Hotel Chocolat, Reino Unido
Convertidor: Simply Cartons, Reino Unido
Proveedor de cartoncillo: Korsnäs AB – Korsnäs White