home Sin categoría UN EMPAQUE versátil puede lograr mucho…

UN EMPAQUE versátil puede lograr mucho…

¿QUE ES VERSATILIDAD?
Podemos definir versatilidad, como la capacidad de adaptarse o aplicarse de muchas maneras, o formas, logrando una satisfacción por parte del usuario.


¿QUE DEBO TENER EN CUENTA PARA DISEÑAR UN ENVASE SERSÁTIL?
Existen muchas respuestas a esta sencilla pregunta. Para algunos, es un empaque que puede ser utilizado en hornos tradicionales u hornos de  microondas. Para otros, son envases multifuncionales que puedan cruzar fronteras y culturas, o tal vez, ser reutilizados después de que el producto sea consumido. Finalmente, un empaque versátil puede ser uno que proteja al producto y a la vez sea ambientalmente sano. Hoy los consumidores promedio son personas mas educadas, con limitado  tiempo para sus compras y sus quehaceres domésticos. Además,  el consumidor moderno es  más exigente en cuanto  al  valor que recibe por su dinero y se encuentra más familiarizado con los productos del exterior gracias a la televisión por cable, y al internet. Para el fabricante y empacador de alimentos, todo esto equivale a una opción muy clara:  envases, prácticos, modernos,  y versátiles.

ver1

Nuevos materiales, nuevos productos, cruzan hoy las fronteras gracias al global marketing, por eso muchos fabricantes y empacadores deben aplicar el concepto versatilidad a diferentes grupos geográficos con el mismo envase. Un fabricante de lasagna deberá utilizar un empaque listo para micro-ondas, y que mantenga su producto pre-cocido para facilitarle al consumidor su elaboración. Un envasador de bebidas carbonatadas, utilizando PET podrá ahora salirse del mercado local de donde no había podido salir por sus envases reusables de vidrio; un empacador de quesos salió de su localidad y ahora debe extender la vida de vitrina de su producto, para satisfacer un mercado millonario;  otro fabricante de dulces salió de su mercado local y ahora tiene como clientes coleccionistas de sus envases alrededor del mundo, porque pensó en un envase dispensador con la forma de los astros de la pantalla de los cartoons.

Son todas estas aplicaciones creativas las que logran un empaque versátil, es decir que logre la venta porque se acopla a los gustos de los consumidores.
Y este concepto que suena sencillo realmente es revolucionario. Ha sido el causante del éxito por ejemplo de los alimentos regionales enlatados, o alimentos étnicos que posibilitan la verdadera cocina internacional destapando una lata.  

ver2

Conveniencia innovadora.  Aunque no existe un empaque perfecto, se pueden destacar las características  intrínsecas de éstos que lo harán, por lo menos, un empaque excepcional y versátil.
Entre otros factores para tratar de lograr un envase versátil, debemos tener en cuenta, las siguientes consideraciones: economía,  estética, ergonomía, conveniencia, reuso, seguridad y el medio ambiente.

Tenga en cuenta los accesorios y para ayudarle a la creatividad no solo debemos aprovechar las ventajas de los envases, sino los accesorios que estos puedan llevar como complemento, imagínense un envase de mermeladas que también incluya un accesorio para esparcir; o una sopa deshidratada donde el envase sea la porción, y solo baste quitar un foie de aluminio, introducir a una tasa con agua caliente y listo, un delicioso caldo. (Opción presentada y ganadora de premio en Concurso Unilever Argentina de Envases y publicado hace unos dias en Envapack.com)

El reto de los hornos de microondas En Latinoamérica, cada día crece el segmento de consumidores que poseen un horno de micro-ondas y un diseño versátil para usar en el horno de microondas no es una tarea fácil. Un paquete adecuado debe entregar un producto satisfactorio  que resulte bien sin importar el tipo de horno ni la habilidad del cocinero. Las características más importantes incluyen: el producto alimenticio debe resultar como si fuera horneado en un horno tradicional, y los resultados deben ser consistentes; el material del envase no debe contener químicos dañinos y  deber ser reciclable; y el empaque debe avisar además cuándo el producto esté listo.

La utilización de aluminio en recipientes usados en microondas sigue siendo controversial. Sin embargo, las características de estabilidad a la temperatura, integridad física y capacidad de usar en hornos tradicionales o en hornos de microondas ha sido el motivo para el desarrollo de envases que emplean aluminio y reducen los efectos negativos que se localizaban antes  con respecto al horno de microondas.

En la actualidad, existen algunos plásticos que se pueden usar en los dos  tipos de hornos. La resina más comúnmente usada para estas aplicaciones es  la polietileno terefalato cristalizado (CPET), debido en gran parte a su costo económico, flexibilidad  en la fabricación de envases, apariencia  estética y versatilidad en cuanto al tipo de horno en el que será calentado.  Para los contenedores que se calienten solamente en hornos de microonda,  el  polipropileno se usa con frecuencia.

ver3

 

Mejorando un envase “estándar”A veces, la mejor “innovación” es la de mejorar un paquete o envase ya existente. En el caso de los cartones de papel laminado, tipo “gabletop”,  la adición de una salida resellable en la parte superior del cartón puede ser una mejora muy creativa. Las  ventajas de este concepto innovador son muchas: más fácil de abrir, nada  de  gotear cuando se agita el cartón o se caiga en el refrigerador y mejor protección de la  frescura.

Las consideraciones Medio-AmbientalesEs posible todavía aprovechar el concepto verde, ecológico, o biodegradabilidad en nuestros mercados, pero solo es cuestión de tiempo que esta sea la norma legal, y como dice el refrán, “El que pega primero, pega dos veces”.  

En resumen, el desarrollo de un empaque versátil es una tarea formidable para un procesador de alimentos, no es un trabajo para entregar simplemente a una agencia de publicidad, ya que se trata de una opción para una empresa que combine la creatividad y la ingeniería, que haga desarrollo de producto, y paralelamente trabaje el desarrollo de su empaque, que piense en el empaque como un sistema pero que tenga en cuenta al consumidor moderno; y todo porque al final de cuentas, será el consumidor el que mande y decida; y seguramente preferirá un envase versátil, con la mezcla ideal de beneficios, conveniencia, y seguridad ambiental, es decir el envase que ofrezca la mejor opción competitiva.