home Categoría general, Etiquetas, Medio Ambiente EN ENVASE y MEDIO AMBIENTE, … la tendencia es la economía de ciclo cerrado.

EN ENVASE y MEDIO AMBIENTE, … la tendencia es la economía de ciclo cerrado.

Hoy, la responsabilidad de los diferentes países es cada vez mayor alrededor de la gestión de los residuos de envase y embalaje…

punto verde green dot

 Y sobre esta materia ha sido muy importante y exitoso el trabajo desarrollado en Alemania por el sistema Dual System Deutchtland   activador, administrador y propietario de la marca Green Dot.

El Green Dot o Punto Verde  a  inicios del presente siglo,  es algo indispensable para la financiación de las tareas de reciclaje de los envases y embalajes.

La recesión mundial, y la cada vez mayor escasez de recursos ha hecho que los países se den cuenta que no hay alternativa a la gerencia sostenible, por lo que el desarrollo acertado de los programas de reciclaje de envases y embalajes alrededor del mundo son un indicador de la buena voluntad de la Industria, los Gobiernos y los Consumidores y las ventajas de proteger el medio ambiente para las generaciones futuras.

La economía de ciclo cerrado ha cobrado mas forma por las anteriores razones, no solo en Europa, sino en Canadá y Japón.

Hoy el reciclaje ha pasado de ser una moda, a una preocupación y necesidad genuina porque los consumidores ya entienden y valoran las ventajas de un medio ambiente sano para sus hogares y negocios. 

En Europa, todos los países miembros de la Comunidad Europea, se encuentran obligados a Reciclar de acuerdo a unas metas propuestas, que en algunos casos  han sido superadas, y en otros aún no, pero que se nota ya el impacto, se nota.

Desde 1991 el DSD  ha venido trabajando en la implantación del Punto Verde, y en la aplicación de metas, lo que ha hecho de Alemania un país líder en Reciclaje, y por esta razón pronto fue imitado por  ARA en Austria, EcoEmbes en España, Eco-Emballages en Francia,  Fost en Bélgica, Repak en Irlanda, Socieda de Ponto Verde en Portugal y Valorlux en Luxemburgo.  En América el eco-etiquetado aún no se utiliza, apenas se trabaja en identificación de plásticos por código, para reciclar, por iniciativa de la industria, pero nada comparable al Punto Verde. 

La Comunidad  Europea ha puesto en práctica  una política que ya lleva mas de 20 años en ejecución para el reciclaje de manera concertada, estructurada y rentable que se adapta  a la Norma Europea sobre Disminución de envases y desechos de empaquetado de acuerdo a los principios del desarrollo sostenible.  La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) pone la responsabilidad en  manos de la industria; y  recomienda que los Estados miembros deben extender esta responsabilidad  para obligar a la industria a instalar y  financiar los sistemas de recolección y de recuperación de los bienes de consumo usados.  El Punto Verde es el jugador dominante en la Europa de hoy; y es probablemente la marca registrada más extensamente usada en el mundo,  ya que se ha impreso en más de 500 mil millones de empaques, envases, y embalajes; por lo que más de 250 millones de consumidores en Europa y fuera de ella ven esta marca cada día. 

Aunque algunos países tienen su marca equivalente de Punto Verde, otros han implantado similar filosofía en sus eco-etiquetas como Materialretur en Noruega, Latvijas Zalais Punkts en Latvia;  Ekokom en la República Checa; Ökopannon en Hungría, Repa en Suecia y Rekopol en Polonia.

Hay que destacar que en Europa los sistemas nacionales de recogida y reciclaje funcionan independientemente, de acuerdo a una recuperación cuidadosamente planeada y desarrollada para una economía de libre empresa, en la cual la eco-etiqueta significa una fuente de financiación para sus sistemas de reciclaje.

Pero es el eco-etiquetado una opción  de financiación?  La realidad ha mostrado, que se necesita una excelente administración y un trabajo en conjunto para la investigación y nuevos desarrollos de materiales y equipos que faciliten la clasificación o el reciclaje, y logren un sistema económico de gestión de desechos autosostenible.

Desde 1998 los ingresos por concepto de etiquetado bajaron dramáticamente por el solo hecho de la disminución real de los materiales a recuperar, por lo que para el medio ambiente si está funcionando esta política. Afortunadamente se espera que en total los ingresos se mantengan estables, gracias a las nuevas afiliaciones, y se espera que del 100% de nuevos afiliados un 35% sean extranjeros.

Para responder a los avances del mercado, La DSD y la Deutsche Gesellschaft für Kunststoffrecycling mbH (DKR),  está trabajando en tecnologías  modernas como la espectroscopia infrarroja (NIR) para identificar y clasificar cinco tipos de materiales de envase plásticos, entre los que destacan PET Transparente y coloreado, Polietileno, Polipropileno logrando una pureza del 95%.

La realidad es que la economía y el medio ambiente en los países Europeos, se han visto beneficiados por el eco-etiquetado, en un sistema de ciclo cerrado. Un ejemplo para imitar en los demás países alrededor del mundo.