home Medio Ambiente, PACKAGING, Plástico Los consumidores franceses prefieren un tamaño reducido y sostenible

Los consumidores franceses prefieren un tamaño reducido y sostenible

¿Qué buscan los consumidores franceses a la hora de comprar comida? Conveniencia, tamaños reducidos y sostenibilidad son algunas de las repuestas.

Los consumidores franceses llenan la cesta de la compra con pequeños productos verdes. Nos referimos naturalmente a productos medioambientalmente responsables. En Francia, el envasado para el consumidor está dando un giro hacia soluciones más sostenibles y de menor tamaño, lo que refleja los muchos años de experiencia de Superfos France en el mercado.

“Aunque el envasado sólo representa el 10 por ciento de las emisiones de CO2 de un producto, durante los últimos dos años nuestros clientes han venido haciendo mayor hincapié en la sostenibilidad y el CO2. Para ellos es importante transmitir a los consumidores finales que utilizan un envasado sostenible para sus productos. Quieren reducciones de peso y material reciclado, y naturalmente nosotros intentamos siempre satisfacer sus necesidades”, explica Johann Menguy, Sales Manager de Superfos France.

Más plástico

Esta tendencia viene avalada por el hecho de que cada vez son más las empresas francesas que pasan del vidrio o metal al plástico en sus envases. Y es que los envases de plástico no sólo reducen las emisiones de CO2, también suponen un enorme ahorro en gastos de transporte dado su menor peso y mayor facilidad de apilado.

“El uso de metal o vidrio para soluciones de envasado y tapas requiere un consumo de energía extremadamente elevado, y las emisiones CO2 desde esta fase del ciclo de vida son 2,5 veces superiores a las del plástico”, afirma Johann Menguy.

Listo para usar y fácil de desechar

El cambio de hábitos alimenticios en Francia ha originado una tendencia hacia la demanda de envases más convenientes y pequeños. El aumento de la tasa de divorcios y el envejecimiento de la población ha supuesto también un mayor porcentaje de hogares unipersonales en Francia. Johann Menguy explica:

“La menor necesidad de comidas familiares ha cedido protagonismo a la comida rápida y para llevar, con especial énfasis en la comodidad y funcionalidad de los envases. Las comidas y refrigerios tienen que estar listos para consumir, han de ser fáciles de desechar y naturalmente la frescura del producto juega un papel muy importante. Por eso nuestro sistema de sellado de membrana es apreciado por muchos clientes, ya que ofrece mayor hermeticidad al aire y un sistema de cierre de garantía. Paralelamente, el envase tiene que ofrecer un aspecto atractivo, lo que significa que muchos de nuestros clientes están cambiando la impresión offset de los envases a decoración IML (In mould label).”