home Categoría general, Diseño Industrial, Medio Ambiente, Metal LAS LATAS ENVASES ECOLOGICOS POR EXCELENCIA

LAS LATAS ENVASES ECOLOGICOS POR EXCELENCIA

-En México se reciclan el 98% de las latas

-Las materias primas que resultan del reciclado de las latas, se utilizan en una gran variedad de sectores productivos


-Por su cerrado hermético y son los mejores envases para los alimentos ya que mantienen su frescura y cualidades nutritivas.

-Por su resistencia y fácil almacenamiento, son una gran opción para todo tipo de productos.

El ya irreversible cambio climatológico  hace urgente una nueva conciencia ecológica y un cambio en nuestros hábitos de consumo. En este sentido, el reciclaje y la sostenibilidad son temas de vital importancia.  De aquí la necesidad de que los envases que contienen los productos que consumimos sean compatibles con el medio ambiente.
 
Los envases metálicos o las coloquialmente llamadas “latas”, son una gran opción pues son los únicos envases que se reciclan al 100% indefinidamente, es decir, se pueden reutilizar sus materias primas tantas veces sean desechadas para procesos para la industria de envases metálicos e incluso para otros sectores como la construcción, automotriz, electrodoméstico, electrónico, mueblero, decoración, etc.
 
Gracias al alto valor del precio del acero y el aluminio en el mercado, las latas son los envases más reciclados en México (98%) y en el mundo (66%) lo que permite que la imagen urbana no se afecte o deteriore (difícilmente encontramos latas tiradas en la calle) y los basureros municipales no incrementan su volumen. Además, el reciclaje de los envases metálicos reduce la contaminación del agua y del aire hasta un 85%.
 
Otra de las grandes ventajas de los envases metálicos es que sus materias primas se derivan de dos de los minerales más abundantes del globo terráqueo: la bauxita que es el mineral con el que se producen las latas de aluminio y ocupa el 8% de la corteza terrestre (podemos contar con aluminio hasta por 12,000 mil años más), mientras que el hierro, utilizado en la fabricación de los envases de acero, le corresponde el 5% del total de minerales del globo terráqueo, con lo que podemos contar con éste material para muchos miles de años más.

1165
 

 

 

 

 

De acuerdo con el estudio “Consideraciones sobre el impacto ambiental en el ciclo de vida de envases y embalajes”  realizado por el Centro de Comercio Internacional de la Organización Mundial del Comercio (UNCTAD/OMC), la cantidad de materias primas utilizadas para producir envases de acero, utilizadas para la conserva de alimentos sólidos, se ha reducido en 18% en los últimos 15 años, lo que se traduce en ahorros de energía al disminuirse los procesos de extracción, transporte y transformación.
 
Los envases  de aluminio son muy ligeros cuando están vacíos, de hecho, en los últimos 15 años la cantidad de aluminio utilizada en la producción de una lata se ha reducido en 35%. El reciclaje del aluminio proporciona grandes ahorros de energía y de costo; cuando se utiliza aluminio recuperado para fabricar las latas, en lugar de materias vírgenes, se logra un ahorro de 95% en la cantidad de energía requerida en el proceso.
 
De acuerdo con un estudio realizado por la  Association of European Producers of Steel for Packaging  (APEAL), a lo largo de los años, la industria del acero se ha preocupado por reducir su impacto en el medio ambiente. La industria mundial ha hecho esfuerzos significativos para reducir las emisiones de C02 y limitar el consumo de combustibles fósiles, además, de elevar los niveles de reciclado y promover la conservación y eficiencia ecológica del envase de acero. En los últimos 40 años, la industria ha logrado una reducción  hasta del 50% de sus emisiones de C02 por tonelada de producción de acero y continúa esforzándose para lograr reducir aún más su huella medioambiental.
 
En conclusión: por su alto nivel de reciclaje y por estar elaboradas con materias primas abundantes en la corteza terrestre y por ende por ser compatibles con el medio ambiente, los envases de acero y aluminio son el envase ecológico por excelencia.
 
Un estudio realizado en el 2005 por la consultora europea en innovación medio ambiental, tecnológica y de procesos TNO, ubica a las latas como el mejor envase para los alimentos, no solo por ser los más amigables con el medio ambiente, sino porque al ofrecer un envasado al alto vacío y totalmente hermético, son los que mejor conservan su frescura y propiedades nutricionales con el menor uso de energía.
 
Los alimentos enlatados además de prácticos e higiénicos son frescos ya que provienen directamente del campo y del mar.  La calidad de los alimentos enlatados se garantiza por normas internacionales y nacionales que son cumplidas estrictamente más allá de estándares establecidos. En México, por ejemplo, los procesos de enlatado son regulados de manera obligatoria por la Norma Oficial Mexicana emitida por la Secretaría de Salud, lo que garantiza que el alimento sea manipulado y preparado en óptimas condiciones de calidad e higiene.
 
Los alimentos a enlatar son cultivados y elegidos minuciosamente por el empacador y son envasados solo en el momento idóneo en el que el producto se encuentra en el grado de maduración en el que contiene la mayor cantidad de atributos nutricionales. Los alimentos enlatados mantienen todas sus cualidades nutritivas de forma intacta hasta el momento de ser abiertos sin necesidad de conservadores químicos; y gracias a su recubrimiento interno de grado alimenticio, el alimento está perfectamente protegido aún cuando la lata sufra golpes.
 
La maleabilidad y resistencia son algunas de las principales cualidades y ventajas de las latas, las cuales permiten envasar una gran variedad de productos de diferentes características: desde líquidos y sólidos hasta gaseosos como aerosoles, productos de uso delicado como ciertos medicamentos y algunos productos de belleza; también  productos que requieren óptimas condiciones de seguridad por ser inflamables tales como  pinturas, solventes, insecticidas, grasas, aceites de uso industrial etc.  Otras de las ventajas de las latas es que son fáciles de transportar, manejar, apilar y almacenar, lo que resulta conveniente tanto para empacadores como para los comercios,
 
De acuerdo con la CANAFEM (Cámara Nacional de Fabricantes de Envases Metálicos), en México la industria de los envases metálicos data de hace poco más de 100 años y se ha caracterizado como uno de los países a la vanguardia tecnológica; tan solo en los últimos 5 años, el sector de fabricantes de envases y tapas metálicas ha invertido más de USD $300 millones para modernizar su planta productiva. Nuestro país produjo en el 2007 un total de 14,129 millones de latas, año durante el cual se calcula que el promedio de consumo de latas  fue de 113 por habitante. La industria vende alrededor de USD$ 2,500 millones en latas anuales, de los cuales 15% son exportaciones a Estados Unidos y Centro América.