home General EL EMPAQUE COMO MEDIO PUBLICITARIO

EL EMPAQUE COMO MEDIO PUBLICITARIO

En los empaques es obvia la importancia que desempeña el diseño para comunicar un mensaje y ningún otro medio de comunicación se encuentra tan cerca de los consumidores, como  el empaque.1235b

El diseño del empaque como medio publicitario
En los empaques es obvia la importancia que desempeña el diseño para comunicar un mensaje y ningún otro medio de comunicación se encuentra tan cerca de los consumidores, como  el empaque. La combinación de los elementos de diseño trasciende las barreras del lenguaje y segmenta el mercado para transmitir en forma inmediata una identidad.

Para que un empaque produzca resultados halagadores, tiene que ser verdaderamente “hablador”  en el sentido de que el empaque muchas veces toma el papel del contacto personal que puede ofrecer un vendedor, o si este se encuentra presente, entonces el empaque complementa la información sobre el producto.

Un empaque debe ser no solamente atractivo, sino también contener instrucciones sobre el producto que sean fáciles y rápidas de leer. Debe ser agradable a la vista; debe producir satisfacción;  debe hacer que el producto se desee una y otra vez.  Un empaque que cumpla con estos requisitos toma vida propia y le habla al consumidor.

Un empaque hablador, le dice al sentido del gusto: dulce… o picante.. ácido, agrio, etc. Lo mismo al sentido del tacto: firme, liso, pesado, suave, etc.

El ojo es un intérprete de todos los sentidos. El consumidor prueba, huele, oye y siente el producto a través de sus ojos, si todos los mensajes ayudan a la percepción han sido cuidadosamente planeados. Muchos de estos son sutiles, pero generalmente el consumidor responde a todas las cualidades del producto que se le están transmitiendo. Una comunicación rápida y clara beneficia al usuario y al producto.

Un buen empaque llega al corazón del producto descubre su razón de ser y comunica creativamente. Un buen empaque tiene personalidad. El producto debe identificarse como una unidad que ofrece beneficios al consumidor. Todo esto hace necesario la definición de los conceptos básicos del diseño, para que a través de éstos, se obtenga una ambientación definida o una mejora en la funcionalidad del producto por medio del empaque.

1350c

Los esfuerzos superficiales que aparentan la modernización de un producto mediante el tratamiento gráfico del empaque pueden mejorar las ventas en forma temporal; no crean la suficiente fuerza para generar un crecimiento en las ventas. Igualmente, la utilización  de las más modernas técnicas y materiales y un novedoso estilo en los textos con la intención exclusiva de incrementar las ventas puede incidir momentáneamente sobre el mercadeo, pero hacen necesario cambios subsiguientes en el diseño, ya que estos empaques pierden rápidamente su novedad, es decir tienen  un corto lapso de vida.

Recuerde que generalmente es un empaque de diseño ingenioso; no necesariamente novedoso,  lo que puede hacer que el consumidor escoja un producto que poco se diferencia de sus competidores. Si el concepto utilizado para enfatizar las pequeñas diferencias es imaginativo, creará el interés necesario en el consumidor.  Generalmente, esto se logra impresionando al consumidor con la sencillez básica del empaque y los elementos gráficos más un tratamiento inteligente en los textos.

La venta a través de un empaque es un arte de persuación. Los productos que utilizan textos que “gritan” o que vienen en empaques demasiados grandes, hacen evidente su exagerado esfuerzo por vender, lo que puede ahuyentar al consumidor.

Generalmente, el consumidor responde afirmativamente a un diseño gráfico de aspecto muy contemporáneo, sofisticado y sencillo, para descubrir que bajo esta nueva cara el producto no ha cambiado en absoluto. No es conveniente rediseñar drásticamente un empaque si el producto no presenta ninguna novedad que justifique  un rediseño. En este caso, conviene mucho más iniciar con mejoras en el producto, que beneficien verdaderamente al usuario, y luego comunicar estas ventajas mediante un mejor tratamiento gráfico del empaque.

Un empaque debe ser:

Identificable : Toma muchos años crear una reputación . A veces el consumidor responde a una imagen inmediatamente, pero el efecto total de aceptación se basa en la satisfacción obtenida con el producto y su asociación con una imagen. La imagen representa el recuerdo (grato o malo ) que tiene el consumidor de un producto.

Informativo: Ningún aviso de publicidad puede relacionarse en una forma tan directa al producto y las ventajas y satisfacciones que este puede brindar, como lo hace el empaque. Los diseñadores generalmente se desaniman con la cantidad de textos de instrucciones que debe llevar un empaque, sin embargo, son necesarias. El objetivo es entablar una comunicación completa entre el producto y el usuario, ya que esta es la única forma de garantizar la satisfacción del consumidor antes de tomar una decisión de compra.

Responsable : La credibilidad que tenga un producto y la actitud del consumidor a repetir la compra depende considerablemente de la forma responsable con que se diseñe el empaque.

Inmediato: Ningún otro medio de publicidad está tan cerca del consumidor como el empaque. Todos los otros medios hablan sobre el producto y su empaque mientras el empaque está en las manos del consumidor respondiendo a todas sus preguntas.

Textura: Relacionado a la inmediatez del empaque está el sentido del tacto, que ningún otro medio puede ofrecer. Cada sensación de este tipo que se necesite para sustentar calladamente las impresiones iniciales deben estar en el empaque.

Funcional: El empaque debe ser funcional en su diseño gráfico y funcional en su diseño estructural. debe prestar las ventajas que muestra en su publicidad. Debe cumplir con las funciones para las que fue hecho.

Confiable : Este es otro aspecto vital de un empaque. Su información debe ser confiable, lo mismo que su manejo y la protección que le debe brindar al producto.

Al rediseñar el empaque de un producto establecido que se vende bien se debe encontrar el equilibrio entre varios objetivos generales:

1) Mantener la identidad del producto.

2) Asegurar que la calidad del producto haya sido mejorada si el empaque refleja mejoras del producto.

3) Crear mayor interés en el producto .

4) Extender la imagen de calidad otras líneas de productos.

La tecnología aliena al consumidor de experiencias directas, el empaque no. Es algo físico que motiva el contacto. Por su imagen, color y valor identificativo juega un papel determinante como medio publicitario, siendo en si mismo el medio más inmediato. El empaque es un medio vital que a su vez es parte fundamental de la publicidad hecha en los otros medios. El empaque es quién compite con los demás productos en el punto de venta. El empaque es el medio final, que en el momento decisivo de compra, puede brindar verdadera confianza al consumidor! El empaque es el medio. más COMPLETO!.