INNOVADORA CALCULADORA DE CO2

Una nueva herramienta profesional desarrollada por  SUPERFOS, un fabricante europeo de envases,  permite realizar cálculos precisos de la huella de carbono de cada solución de envasado. Esta fórmula se aplicará en breve en todos sus envases con el fin de reducir las emisiones de CO2 mediante innovaciones verdes.

1122b

 

 

 

 

 

 

         
 El objetivo de SUPERFOS de reducir la huella de carbono alcanza ahora una nueva e innovadora dimensión.  Su último invento, la calculadora de CO2, es una excelente herramienta para calcular la huella de carbono de cada envase Superfos y encontrar así nuevas formas de reducir las emisiones de CO2.
 
“Además de ser una magnífica herramienta para uso interno, la calculadora es su respuesta a un creciente deseo de los clientes combinado con la falta de estándares de mercado en este campo. Y aunque el envasado sólo supone el 10% de la emisión total de CO2 de un producto, sigue habiendo un amplio margen de mejora. Unos cálculos precisos nos dan una clara ventaja a la hora de alcanzar una reducción de la huella de carbono, porque nos permiten elegir la mejor línea de actuación”, afirma Torben Noer, Product Design Manager.
 
En uno de los cálculos, sólo la eliminación del cuello del envase supuso una reducción de 4 gramos en la emisión de CO2 de cada envase. Con 1 millón de envases, esta reducción asciende a 4 toneladas de ahorro de CO2, o lo que equivale a la emisión de un vehículo normal que realice el trayecto París-Barcelona más de 10 veces.
 
Emisiones precisas en cada mercado
Puesto que los sistemas de energía y la eliminación de residuos varían de un país a otro, resultaba difícil calcular la huella real de cada mercado. No obstante, este problema está resuelto con la calculadora Superfos.

1122c
 

 

 

 

 

“Nuestra calculadora nos permite diferenciar entre la gestión de residuos, los sistemas de energía y los sistemas de recuperación de cada mercado, incluyendo la existencia o no de un sistema de reciclaje. La herramienta puede calcular las emisiones exactas de CO2 de nuestro producto mediante la selección de materias primas, consumo de energía en producción, transporte y eliminación. Es un auténtico avance”, afirma Torben Noer, y añade:

“Los cálculos muestran que el uso de plástico virgen es costoso desde un punto de vista medioambiental, por lo que nos estamos centrando en varios modos de reducir la necesidad de material virgen. Añadiendo rellenos naturales a uno de nuestros envases UniPak ahorramos unos 7 gramos de CO2 en cada envase. Sumado a un millón de envases, obtenemos una reducción equivalente a la emisión de CO2 de un vehículo normal que dé la vuelta al mundo”.