home Plástico La leche condensada, un producto eternamente popular

La leche condensada, un producto eternamente popular

A pesar de que la leche es, desde hace ya tiempo, un producto de primera necesidad, el suministro de leche fresca no se halla garantizado en todo el mundo, por lo que los países que carecen de una sofisticada cadena de refrigeración o de la capacidad para mantener un número suficiente de vacas lecheras han de depender de variantes de larga duración como la leche condensada. Hoy en día, en muchas partes del mundo la leche condensada continúa siendo parte integrante de la cultura culinaria de un país. Indonesia y Brasil son dos de estos países en los que la demanda de leche condensada crece de forma continua.



Para  obtener leche condensada, se retira aproximadamente un 60% del agua que contiene la leche entera a través de un proceso de espesamiento. Así, la leche condensada reduce volumen y peso, por lo que se mantiene durante un periodo de tiempo mucho más largo, y no necesita refrigeración; todo ello hace que el producto sea más fácil de transportar que la leche fresca convencional a lo largo de grandes distancias. Incluso hoy en día, en muchos países de todo el mundo la leche condensada se considera como un sustituto más razonable y práctico de los productos de leche fresca. Y ello es sobre todo cierto en dos países en particular en los que este producto muestra una tendencia claramente alcista.


Leche condensada envasada en Combibloc, en Indonesia y Brasil respectivamente.

Las preferencias indonesias
A diferencia de otros países occidentales en los que el consumo de leche es más popular, los indonesios adoptaron la costumbre de beber leche cuando los holandeses colonizaron el país. La leche condensada se hizo rápidamente muy popular gracias a su largo tiempo de conservación – un factor clave en un país de clima tropical en el que todavía son muy pocos los que cuentan con un refrigerador. Además, el largo tiempo de conservación de los productos facilita su ­fácil distribución a diferentes partes de Indonesia (el mayor archipiélago del mundo), así como su almacenamiento en tiendas de distribución minoristas.
 
La leche condensada azucarada goza de gran popularidad entre los indonesios gracias a su bajo costo, mayor conveniencia, y al hecho de que pueda consumirse de dife­rentes maneras: así, los indonesios untan en pan la leche condensada azucarada, o bien la añaden a diferentes tipos de bebidas, coronan con ella un helado, la utilizan como ingrediente en pasteles o galletas, o simple­mente disuelta en agua como bebida láctea dulce.

Los fabricantes estiman que la produc­ción de leche condensada azucarada fue de  378.100 toneladas en 2002 y de 430.580 to­neladas en 2003, lo que corresponde a un incremento del 14% que probablemente alcance el 20% anual durante los próximos años. Sólo en 2004, la leche condensada y en polvo fue el producto lácteo de mayor popularidad y el más vendido, alcanzando el 22% en términos de ventas. En valor absoluto, ello se traduce en aproximadamente 189 millones de litros en volumen de ventas de leche condensada.
 
Envases de cartón listos para las islas
Tradicionalmente, en Indonesia la leche condensada azucarada solo se encontraba disponible en latas. El fabricante PT Ultra Jaya Milk Industry Trading Co fue el primero en reconocer el hecho de que los envases de cartón asépticos para bebidas suponían una alternativa más conveniente, económica y práctica. Esta compañía ostenta hoy una gratificante cuota del 40% en el mercado indonesio de la leche de larga conservación.
 
Ultra Jaya eligió a SIG Combibloc Asia como socio estratégico, y entonces se desarrolló una solución basada en combiblocMini para la marca Ultramilk, que combinaba conveniencia y seguridad con beneficios en términos de calidad-precio en comparación con las latas, y que gradualmente ha sabido captar la atención de la competencia. El éxito de este concepto diseñado inicialmente como un proyecto de innovación por parte de SIG Combibloc Asia ha captado la atención de los principales fabricantes de leche condensada azucarada en todo el mundo: un nuevo ejemplo gráfico del lema de la compañía de pensar globalmente pero actuar localmente.
 
Dolce vita en Brasil
Al otro lado del mundo puede obser­varse un desarrollo similar; la leche conden­sada, y sobre todo la variante azucarada, es también un producto culinario indispensa­ble en Brasil, el mayor país de Sudamérica, en el que asimismo observamos un crecimi­ento significativo de ventas. En este caso, también SIG Combibloc se halla presente como socio en la prestación de soluciones innovadoras de envasado.


 
La leche condensada azucarada se intro­dujo en Brasil a finales del siglo XIX y poco a poco se fue convirtiendo en componente de muchos platos nacionales, pero sobre todo en ingrediente para postres. Su popularidad es incuestionable: en los últimos diez años, el consumo de leche condensada ha experi­mentado un crecimiento de cerca del 30%, pasando de aproximadamente 150.000 tone­ladas en 1994 a 200.000 toneladas en 2004. Los pronósticos prevén un crecimiento de aproximadamente 300.000 toneladas para 2008. Brasil es actualmente el mayor consu­midor del mundo de leche condensada.
 
Las siguiente es una entrevista realizada por el periodista de sig.biz/combibloc al Sr Valter Vanzella, Director general de la gran coo­perativa brasileña FRIMESA.


Sr. Valter Vanzella, Director General de FRIMESA.

Redacción: ¿Cuál es la estrategia que persigue FRIMESA para el sector de mercado de productos lácteos?
 
Sr. Vanzella: Estamos ampliando la gama de productos para incluir productos lácteos que ofrezcan un incremento en valor añadido y que se produzcan empleando una moderna tecnología. En la actualidad  estamos invirtiendo en un lanzamiento para el comercio al por menor de productos de raciones individuales, listos para el consumo.
 
Redacción: ¿Cuáles son las cifras de crecimiento que se anticipan para los próximos años?
 
Sr. Vanzella: FRIMESA anticipa un crecimiento del 30% en el sector de la leche procesada para finales de 2006, lo cual equivale a 1 millón de litros diarios. Queremos incrementar nuestra cuota al 5% del mercado nacional y consolidar la leche condensada como uno de los productos clave de nuestra compañía.
 
Redacción: ¿Hay algún plan para ampliar esta línea de producción?
 
Sr. Vanzella: A los dos años de la insta­lación, pretendemos utilizar toda la capacidad de la planta para la leche condensada están­dar y baja en calorías, así como para la pro­ducción de cremas y salsas. Gracias a la ver­satilidad de la planta de producción instalada en  , podemos llenar y envasar volú­menes diversos. Asumimos que muy pronto estaremos utilizando toda la capacidad de la planta para leche condensada y salsas de cre­ma en diversos tamaños de envases.
 
Redacción: ¿Cómo se lanzará el producto al mercado?
 
Sr.Vanzella: Con la ayuda de nues­tros empleados de ventas, que respaldan a 13.000 clientes activos. Además de ello, se han planificado también anuncios en tele­visión y campañas en los puntos de ven­ta, con un amplio material de marketing y stands de muestras.
 
Redacción: ¿Dónde se venderá el producto?
 
Sr. Vanzella: En primer lugar, en el sur de Brasil, en las regiones del sureste y del centro-oeste. Y queremos empezar a expor­tar este año.
 
Redacción:: ¿Por qué optaron por el envase combibloc para lanzar este producto? ¿Y cuál ha sido su experiencia inicial a la hora de tratar con SIG Combibloc?
 
Sr. Vanzella: La tecnología de la planta, la presentación y la versatilidad fueron los factores a tener en cuenta. El plan de trabajo se ha llevado a la práctica tal y como se había proyectado, y estamos muy satisfechos con el apoyo que nos ha ofrecido todo el equipo de SIG.
 
Redacción: Gracias por prestarse a hablar con nosotros, les deseamos un gran éxito para el futuro.
 
Se publica con autorización expresa de Combibloc.sig.biz/combibloc
 
Fotografias: Combibloc.sig.biz/combibloc
 
Prohibida su reproducción por cualquier medio.
 
www.envapack.com